Archive for diciembre, 2017

Válvula de membrana: una forma de control

viernes, diciembre 8th, 2017

válvula de membrana

Una de las muchas claves del éxito del ser humano en el planeta es la capacidad de observar lo que ocurre a su alrededor, entender las leyes de la naturaleza que lo provocan, y aplicar los principios en aparatos de su propia invención. Hay ejemplos obvios, la manipulación del fuego, y otros que requieren de mayor reflexión. Entre ellos, controlar fluidos en un circuito cerrado con una válvula de membrana.

En líneas generales, los obturadores funcionan dentro de una sección de tubería. De tal manera que, por efecto de una acción ejecutada manual o electrónicamente, se detiene, controla o incrementa el flujo de la sustancia circulante. Ya sea: líquida, gaseosa, viscosa o con sólidos suspendidos.

Específicamente, las válvulas de membrana tienen la ventaja de que el sistema de apertura y cierre está aislado por completo del fluido; evitando así, que ensucie, atore, deje escapar o impida el funcionamiento del mecanismo. Algo que es de gran importancia cuando se lidia con materiales tóxicos, corrosivos, a altas temperaturas o en general, capaces de lastimar a los operarios en caso de una fuga.

¿Dónde se utilizan las válvulas?

Aunque en la clásica imagen de una fábrica llena de tubos, medidores y elementos que tintinean y expelen chorros de vapor, no se puede negar la presencia de esos componentes, existe una diversidad de lugares comunes donde es posible encontrarlos:

  • En los grifos de las duchas y lavamanos.
  • En el botón de activación de cualquier tipo de envase en aerosol, que permite salir el contenido almacenado a una elevada presión.
  • Usando modelos orgánicos, tenemos el sistema arbóreo, con especial mención de los árboles más altos de todos, las secuoyas, con dispositivos que les permiten enviar savia y nutrientes hasta la copa.
  • O nuestro mismo corazón, que hace avanzar la sangre, infatigablemente, siempre en una dirección, impidiéndole retroceder bajo ninguna circunstancia natural.

Son conceptos sencillos que se pueden aprovechar de modos diferentes. Y es justamente la suma de principios, como los implicados en una válvula de membrana, lo que nos ha permitido sobrevivir e innovar en la tierra. Y si los resguardamos y usamos bien, los mismos nos aseguran un futuro brillante.